Un buen regreso, en tren

Comenzando a preparar mi primera incursión como activista ambiental fuera de mi ciudad, surgió la duda de cómo debía regresar a casa rápidamente y de manera sostenible. Por cuestiones de tiempo solo me puedo permitir hacer el viaje de ida en bicicleta. Haré alrededor de 2o jornadas para recorrer 1300 km hasta París, pero mis obligaciones laborables me obligan a desandar lo recorrido de la forma más rápida. La rápida conclusión fue que la mejor manera en la que podía recorrer tantos kilómetros en sólo unas horas era en tren.

Tren ultrarápido a París
Mi primer viaje a París en tren, año 2001

Viajar en tren es más romántico

A diferencia del avión, los controles y colas de embarque son mucho mas sencillos. Las estaciones están en las misma ciudades y no en las periferias. Puedes ir sentado cómodamente y estirar las piernas cuando quieras para tomar un café, disfrutando en todo momento del paisaje que rodea el trayecto pero, a diferencia del coche, no tienes que estar pendiente de la dirección a tomar o del limite de velocidad, y a diferencia de los viajes en avión, las vistas serán mucho más que nubes y cielos azules. Es más cómodo que el bus y también puede ser bastante más rápido.

Viaja en tren es más sostenible

Pero ésta es la parte romántica del asunto de viajar en tren. Mas allá de esto, el tren supera ampliamente a otros medios en términos de sostenibilidad. Consume menos energía en función de la cantidad de pasajeros que puede transportar, lo que reduce el impacto ambiental por cada persona trasladada. Según datos de RENFE SNCF, al viajar en tren se consume entre 3 y 5 veces menos energía per capita que por la carretera y entre 7 y 10 veces menos que en avión. Estos son algunos motivos:

  • Los transportes públicos, a excepción del avión, optimizan el uso del espacio y así, el uso de la energía. Mucho más si lo comparamos con viajar solo en un coche privado. La misma máquina lleva a más gente.
  • Relacionado con el punto anterior, el tren ocupa menos espacio para su circulación. Una línea de tren o ferrocarril tiene la capacidad de transportar 6 veces más viajeros que las infraestructuras para el transporte con autobús y 45 veces más que una vía para coches.

    Comparativa entre el espacio que ocupa un coche, peatones o un bus. El tren ganaría al bus.
    Comparativa entre el espacio que ocupa un coche, peatones o un bus. El tren ganaría al bus.
  • En trenes de alta velocidad la tecnología está al servicio del ahorro energético. Por ejemplo, el propio proceso de frenado puede ser utilizado para producir energía y devolver a la red entre un 6 y un 10% de la energía, y se usa una conducción económica, que se han estudiado al dedillo para conseguir máxima eficiencia energética. La bomba.
  • Los trenes ahora funcionan casi íntegramente con energía eléctrica, así que contaminan mucho menos el aire que respiramos. Otro punto para el tren.

Hemos usado la calculadora de CO2 de Terra.org para comparar la huella de CO2 del viaje de París a Barcelona y la diferencia habla por sí sola.

 

Comparativa de emisiones Co2 por medio de transporte
Comparativa de emisiones Co2 por medio de transporte

Todos estos datos son muy importantes para mí porque, no olvidemos, el exceso de emisiones de CO2 producto de las actividades humanas es una de las principales causas del Cambio Climático, ese que me anima a coger una bicicleta para llegar hasta París.

Y dadas todas estas ventajas, decidí tocar la puerta de la compañía RENFE-SNCF. ¿La buena noticia? Que les ha gustado el proyecto y han decidido apoyarlo. Sí, amigo. Regreso a casa en tren de alta velocidad gracias a la colaboración de RENFE-SNCF. Mi más profundo agradecimiento por el apoyo a esta misión y por proporcionarme un regreso cómodo, rápido y ajustado a la perfección al compromiso ambiental que me mueve hasta París.

Anuncios